martes, 19 de julio de 2011





Capi #5: El Accidente.

Había logrado llegar a la universidad no puntual pero al menos me había dado tiempo de  presentar el examen de lengua, que por cierto estaba más fácil de lo que yo esperaba, la verdad es que en mis manos todavía seguía el examen resuelto porque solo mi tiempo lo tome para pensar en Jacob y, debes en cuando escuchaba susurrar mi nombre a mis antiguos amigos del Instituto de Forks.

No dejaba de golpear mi frente cada vez que pensaba en ellos, las veces que no me acerque a su mesa para conversar, yo era la única culpable de esta situación tan amarga y quería remediarlo pero era tan torpe con esas cosas que no se me iba hacer tan fácil.

Regresaba camino a casa, la carretera estaba despejada solo se escuchaba el chillido del motor y los cauchos deslizándose sobre el piso mojado, cuando mi teléfono produjo ese horrible sonido, la verdad que tenía que actualizarme en eso.

Deduje que era Reneé acordamos que me llamaría para ir a visitarla.

Pero no me acordaba en donde había puesto mi maldito teléfono rebusque en mis bolsillos mientras que todavía me percataba del camino y no estaban, el ruido provenía por debajo de los asientos así que busque lo más rápido que pude, pensé que por un momento que cambiara mi vista de la carretera no sucedería nada, y que iba a saberlo de todas formas al menos que lograra ver el futuro y de una u otra forma   pudiera hacerlo cambiar de curso ¡era imposible!

Ya había logrado tocar con mis dedos el teléfono al menos ya estaba seguro en mis manos, lo levante y volví a fijar la vista en la carretera tan pronto lo hice ya mi tragedia estaba preparando la mesa para comer junto a ella.

Lo único que vi fueron reflejos cortos y de poca luz, trate de esquivar el otro auto lo más que pude. Pero con ello perdí todo el control del volante y empecé a dar vueltas como un trompo sin lograr detenerlo.

Había tratado muchas veces de pisar el freno pero no funcionaba era como si se hubiese quedado atascado, en ese momento no temía por mí, temía por los demás por mis padres e incluso por Jake. Siempre me había preocupado por los demás eran parte de mi vida y haría cualquier cosa por tratar de que sean felices ¿pero esto ya estaría escrito? Muchas veces ya había pasado por estos casos, había enfrentado la muerte tantas veces que se había convertido en mí mejor aliado… en mi propia sombra.

No lo podía detener era imposible a esa velocidad no, de repente el auto tropezó con algo muy fuerte que hizo colapso con la ventana izquierda, había quedado boca abajo no podía zafarme del cinturón de seguridad estaba sangrando mucho por la nariz e incluso por la boca. Del principio me imagine que no sentiría ningún dolor debido al Shock que me causaba esto, luego chillo algo como si se fuera a desprender y cayó encima del auto era un enorme tronco y muy pesado que aplasto el coche a la mitad, debido al árbol logre zafarme del asiento y caer, pero mi tragedia no terminaría hay mi pierna se había quedado aplastada por el golpe que produjo el gran árbol y ahora se me hacia inútil zafarme de él no tenía fuerzas para lograrlo.

Era mucho para mí ahora que ya estaba consciente de lo que pasaba empezaba el sufrimiento, pero lo que más me dolía aparte de mi pierna era una parte de mi pecho como si estuviera ahogado, sentía poca respiración… me sentía asfixiada incapaz de inhalar y exhalar.

Empezaba a perder la noción del tiempo y del espacio… mi vista se hacia un poco densa, no podía ¿Cómo podía salir de esto?

Volvió a caer algo encima del auto, no podía ser un árbol este era liviano pero fuerte al impacto, vi por la ventana a duras penas y ahí estaba el “mi salvación”.

-J-Jacob.- jadee a duras penas. Esas fueron las últimas palabras que logre decir, en ese momento ya había perdido toda la fuerza que me mantenía consciente y así fue, desde ese momento no supe mas nada de mí.

-Bella.- escuche que me llamaron pero no era una voz real, era un sueño en el que estaba, esa voz era la de él era la de Edward solo pude ver la mitad de su cara la cual se desvaneció como humo entre la nada.

-Bella.- escuche decir a Charlie, ya había despertado del sueño, vuelta a la realidad.

Logre abrir los ojos despacio y con poca lucidez, le dedique una pequeña sonrisa.

-Bella.- era la voz de Jake se levanto del sofá y me miro con cara de culpa, como si se sintiera fatal por no haber logrado evitar ese accidente.- ¿estás bien Bella?

-¿Qué ha pasado?- Pregunte confundida, en cierto modo me refería a que me había sucedido, que me había causado el accidente.

Después de eso mire mi cuerpo de reojo, me encontraba con un collarín y un yeso en la pierna y pocos rasguños en mi cuerpo.

Luego escuche más voces aparte de la de mi papa y Jake.

Mire para percatarme y ahí estaban todos mis amigos, no estaban graves solo tenían pequeños rasguños en la frente o en otra parte del cuerpo pero nada grave, hice mi conclusión y con ellos debió haber sido el accidente.

-Y como siempre yo fui la única que no salió ilesa.

-¡Chicos!- dije atónita.

-Lo sentimos mucho Bella no te vimos y perdimos el control del auto.- hablo Ángela por todos.

-No se preocupen.- susurre.

Charlie carraspeo, sabía que él no lo pensaba de la misma manera que yo, estaba enfadado por este hecho.

-Papa.- me queje. Di un respingo, otra vez volvía ese dolor en mi pecho.
Arrugue el ceño.

-¿Te sucede algo Bella?- dijo Charlie preocupado.

Antes de yo logar responderle entro el Doctor al cuarto.

Jake no me quitaba la vista de encima ni siquiera por un minuto fruncía sus labios y me miraba fijamente a los ojos.

-Por favor, el padre de la Señorita Swan necesito hablar a solas con usted.

-¿Sucede algo?- volvió a preguntar Charlie, la desesperación y la intranquilidad se le reflejaba en su rostro y en su voz.

-Es un asunto que hay que discutir a solas.- contesto el Doctor.

-¿Pasa algo con Bella?- hablo Jake impaciente.

Se suponía que la que debería de estar preocupada era yo, yo era la que estaba tirada en una cama con un yeso en la pierna, un collarín rasguños en mi cuerpo y una punzada muy fuerte en el pecho, pero no era al revés y ellos solo aumentaban mi intranquilidad.

-Espera aquí Jake.- al menos Charlie había logrado cambiar el tono de voz este ya era un poco más estable.

-Bueno chicos necesitamos que Bella descanse, ha sufrido un golpe fuerte y necesita el más mínimo cuidado nada de alteraciones.- corrió a todos los que se hallaban en esa habitación excepto yo claro está.

Luego se acercaron todos los chicos y se despidieron de mí, pero el único que no lo quería hacer era Jake.

-Voy a estar bien Jake, no te preocupes por favor.- le suplique, la verdad es que si necesitaba estar sola no quería que se enteraran de el dolor que me produjo esto.

-No te dejare sola Bella.- se negó a mi petición.

-Por favor chico necesita descansar, el choque de una u otra forma le afecto mucho- se dirigió el médico a Jake.

-Está bien.- mascullo, me dio un beso ligero en los labios y se dio la vuelta, pude detallar la mirada de mis amigos al ver lo que Jake hizo.

Jessica se echo a reír e hizo una seña con su mano de “Felicitaciones Tortolitos”

Entrecerré los ojos, esto era muy apenado para mí.

Ya habían salido de la habitación, y solo me encontraba yo… la enfermera no tardo en entra y me inyecto un sedante, mis ojos me pesaban más aun viendo aquella bolsa de suero que caía gota por gota y en ese instante fue donde todo se torno tranquilidad y pude descansar.

Me había despertado después de varias horas creo… era de noche por lo que pude notar, Jake estaba en el sofá mientras que al otro lado se encontraba Charlie durmiendo.

-Preciosa.- susurro Jake quedito, luego me dedico una leve sonrisa.

-Jake.- le respondí con la misma ternura, bueno con él me parecía muy extraño utilizar frases lindas como: Amor, Mi cielo o cosas así de todos modos no estaba acostumbrada a eso, solo sería cuestión de adaptación.

-¿Te encuentras bien?

-Si.- mentí la verdad es que todavía tenía ese dolor de mi pecho.- ¿no sabes que tenía que discutir el doctor con mi papa a solas?- pregunte curiosa podría estar muy dormida pero no pasaría ese hecho.

Agacho la cabeza y otra vez su mirada se noto ausente, luego la alzo y la mejoro un poco.

-No es nada tonta.- me dedico una sonrisa obligada, sabía que detrás de ese “nada” había algo más.

-Está bien.- creí darme por vencida pero de una u otra forma lo averiguaría.- ¿¡y que hacen aquí, porque no se van a descansar!?

-¡No! Me quedare contigo aquí Bella.- rezongo.

-No tienes de que preocuparte Jake, papa se ve muy cansado míralo está hablando solo y todo, y tu cara no ayuda en nada.
Bufo.

-Solo no te alteres Bella quédate tranquila, yo estoy bien preciosa enserio te lo juro.- si me hablo de esa manera le creí, casi me suplico ¿tan mal me hacía ver que me alterara?

Se acerco a mí y se acomodo en un espacio pequeño que había en la cama, y luego me tomo la mano con dulzura

-Bella… no se qué haría si te fuese perdido, tu lo eres todo para mi, y en parte fue mi culpa debí estar contigo en ese momento y protegerte, tu seguridad es todo…

-No te sientas culpable por eso, esas cosas pasan Jake a todos les puede pasar no tienes que cargar con ese peso de mi seguridad no puedes estar todo el tiempo a mis espaldas como un perro faldero. Siempre he querido que te sientas liberado con eso todo no es indispensable ni siquiera yo.

-Tu bienestar para mí si lo es.- ataco.

Suspire.

-Que terco eres Jake.

-Pero así de terco... Molesto y hasta insoportable me quieres.- empezó a reír pícaramente.

-¡Sí! ¿Quién consta de eso?

Se inclino ligeramente para besarme, rozo mis labios de un lado a otro estaba a punto de derretirme como mantequilla a ese contacto tan fugaz e irrevocablemente dulce.

-Vez como te hago sentir.- fue elevando el roce ahora solo se esforzaba en agarrarlos y soltarlos.

-¡Basta!- sabía que tenía todas las de ganar solo estaba jugando conmigo, y eso de sentirme vulnerable no me gustaba en absoluto.

Luego por fin se rindió y dejo de darme migajas de sus labios para ahora dármelos completos, mis labios se amoldaban de acorde con los suyos solo bailábamos nuestra música la autentica y original de Jake y mía, esa llama de fuego…  esa danza que quemaba nuestros labios paso a paso.

Charlie carraspeo desde el sillón.

Di un salto brusco al darme de cuenta que Charlie estaba presenciando esa escena.

-Déjala respirar Jacob.- dijo con tono arrogante.

-L-lo siento papa.- dije atónita, la sangre se me había subido de golpe a mis mejillas.

Jacob se rio entre dientes.

-No es tan grave Bella, te pusiste como un tomate.- me tranquilizo Charlie.

-Si es cierto.- me rasque la frente esperando que esa tonalidad cambiara al color de siempre.

-Sé que hay algo que me ocultan los dos, tu cara me lo dice todo Papa… ¿Qué sucede conmigo? ¿Qué te ha dicho el doctor?- quería dejar de ser el centro de toda la atención con lo ocurrido.

-No es nada.- suspiro.- Voy a ir a buscar un poco de café.- evadió lo más rápido que pudo mi pregunta y salió huyendo por la puerta.

Fije los ojos en Jacob  para ver si él se dignaba a decírmelo.

-También tengo que ir a buscar un poco de café.- se dio media vuelta y me dejo con la palabra en la boca al igual que Charlie. No podía buscar otra excusa mejor, sabía que a él no le gustaba el café.

-¡fantástico!- pensé en voz alta.

Ya no esperaba el momento en salir del hospital, me enfermaba estar aquí ese olor, ese olor autentico de hospitales me revolvía el estomago.

Entro el doctor a la habitación.

-Buenas noches Señorita Swan ¿Cómo se siente?

-Bueno un poco enferma con esto no me gusta estar tirada en una cama eso me asfixia.

-Pero es por su salud.- me dedico una sonrisa.

Se acerco y me daba indicaciones para inhalar y exhalar mientras que el escuchaba las palpitaciones con el estetoscopio.

-¿Puedo hacerle una pregunta doctor?

-Depende si es por el tipo de Champú que uso, es Sedal buenísimo mi amor para el cabello y deja un olor que es de impacto.

-Con razón se quedaba mirando a Jake de esa manera.- dijo una voz desde la nada.

Quede en shock al escuchar al doctor doblar su voz como femenina, que sorpresas hay en esta vida es verdad eso que dicen que las apariencias engañan, pero bueno respetaba cada gusto cada tipo de persona aunque eso no cambia la reacción que produce saberlo.

-No no es eso, solo quería saber que pasa conmigo… ¿qué me sucede? he sentido algo en mi pecho últimamente que no es normal es extraño, como si ese accidente haya causado algo irreparable en el.

-Ah sí era eso.- su voz se desanimo.- Bueno Isabella el accidente te ha causado un fuerte impacto en el pecho, una Válvula de tu corazón se tapo… bueno niña en pocas palabras tu corazón está débil ya no volverá hacer el mismo de antes. Ya no podrás correr a 100 millas, ya no podrás esforzarte tanto serás una X en la vida, pero no te preocupes algún día te morirás y todo cesara cariño.

Quede boquiabierta ¿¡que directo!? Perdí la cuenta de cuantas veces abrí y cerré los ojos.

-Esta es la parte en donde después de 5 años reaccionas.- me aconsejo la voz de mi cabeza.

-¿Q-que diablos?- grite exasperada.

Luego entro Jake y Charlie a la habitación.

-¿Que sucede?- pregunto nervioso Charlie.

-Maldito medicucho.- volví a gritar, pero esta vez elevando un poco más el vocabulario.

-¡Bella!- me miro con los ojos como platos Papa, al igual que Jake.

-Que chica tan vulgar, solo trataba de ayudarla con una duda que tenia.

-Si ¡gran ayuda! no la necesito imbécil ¿matándome de una vez?

Empezó a dolerme de nuevo el pecho, pero esta vez más fuerte era una puntada inmediata, exacta que sabia la debilidad de mi corazón.

Gemí de dolor.

-¿Que le ha hecho?- Jacob gruño, corriendo hacia a mí y tirando bruscamente al doctor al mueble, luego agarro mi mano fuertemente.

Charlie llamaba a la enfermera, mientras que yo me agitaba y soportaba el dolor en silencio.

-Bella todo va estar bien preciosa.- me consoló Jake.

Pero nada serbia este dolor no pasaba.
_________________
Hey Chiicas se ke es muii prontoO tan soloO hace dos o uno publique el 4 capi peroO soii de esas ke diicen "No dejes para mañana, lo que puedes hace hoy" y si lo estoy cumpliendo... lamento la perversidad de la imagen de la fotoO de la vieja bruja queriia ser algoO diferente y bueh muajajajajajaja...
graciias por leerme angel y yess y dejar sus comentarios, espero los de este xD
cuiidense muxoO
Hasta ke mi corazon deje de latir.




7 comentarios:

Yess Evenson Masen de Withlock dijo...

Esta bien, no te apures me encanta que publiquen seguido (sobre todo si el fic me gusta tanto como este), ahoraa que enserio no encuentro una palabra para decirte lo mucho que me gusto heavi!!!!!, lo adore, ame, no se la palabra que quieras poner, jejej y el caracter de Bella wow!!!... le salio la fiera interna jajaa, me dejaste con la duda de que pasara, asi que cuando puedas espero el prox, un abrazo mi niña.
Yess*.*

William R dijo...

Gracias por pasarte por el mio.

Lindo post.

Un saludo

•°•.•°•.♥*•¸♥.Lluviaenelsilenciodelanoche•*•¸♥ ♥. •°•.•° dijo...

Que hermosa Historia narras me encanta. me emociona leer estas historias, tu espacio es maravilloso tiene todo lo que me gusta, el fondo es hermoso, las imagenes perfectas

simplemente bello , sencillo.

me ha fascinado .

besitos de lluvia.
───.────────────
───.──(▒)(▒)──────(▒)(▒)
───.─(▒)(♥)(▒)───(▒)(♥)
───.──(▒)(▒)────(▒)(▒

DarkPrinccs dijo...

Que lindo!!! subiste wiiwiii
me pondre a leer.. que bello ahora podre leer mas de esta bella historiaaa
aunque siempre amare a edward jajaja
te quiero hermosa
besitos y gracias por tus bellas palabras

DarkPrinccs dijo...

hola corazon, aqui volviendo de visita por tu casa n.n te extrañe mucho, espero estes super bien hermosa, muchos besitos y apapachos desde la distancia n.n
Te quiero
Au revoir

Atte: DarkPrinccs

DarkPrinccs dijo...

Es un placer volver a saber de ti amoree n.n Espero ests super bien, no te preocupes por si no pudiste estar antes, lo importante es que estes bien y que vuelvas pronto prontito n.n
Te quiero =)
Au revoir

DarkPrinccs dijo...

Hola corazon!!! dios muchas gracias por tus lindas palabras, me hacen sentir tan bien jaja ademas de que bueno, soy igual a ti en todo eso de terca, de poner la cara en la almohada, gritar porque no se que hacer o como reaccionar ante todo lo que sucede... Pero se que todo tiene solucion, y que si yo quiero, yo puedo, eso es lo que me incentiva a seguir...

Te quiero mucho y es bueno volverte a veer, solo espero subas pronto jaja n.n.